La Guerra del Pacífico: Los Héroes Olvidados, Los que Nunca Volverán 

 

 

 

 

Un hombre solo muere cuando se le olvida

*Biblioteca Virtual       *La Guerra en Fotos          *Museos       *Reliquias            *CONTACTO                              Por Mauricio Pelayo González

Campañas de la Guerra

Campaña Naval
Campañas Terrestres
Unidades Militares
Escuadras
Música Alegórica
Libros de la Guerra del Pacifico
 

Telegramas sobre el Bloqueo de Iquique

Documentos de la Guerra

Causas de la Guerra
Tratados
Partes Oficiales
Documentos
Relatos de Guerra
Condolencias

 

 

Cuando a tu paso tropieces con una lápida, aparta la vista para que no leas: AQUÍ YACE UN VETERANO DEL 79. Murió de hambre por la ingratitud de sus compatriotas.

Juan 2º Meyerholz, Veterano del 79

 

 

     Condecoraciones

 

 

 

 

 

 

Lima, Abril 5 de 1879.

El Supremo Gobierno ha recibido los siguientes telegramas:

Iquique 5, 11.45 A. M.—Sur cinco vapores a la vista. 2.20 P. M.—La escuadra chilena a la vista.

A las 4.55 P. M.—Iquique bloqueado por buques de guerra chilenos. Iquique todo tranquilo. Los negocios todos suspendidos.

***

Extracto del oficio pasado por la Comandancia General de Marina trascribiendo el del Comandante en Jefe ole la Escuadra, señor Williams Rebolledo.

COMANDANCIA GENERAL DE MARINA.

Valparaíso, Abril 12 de 1879.

El Comandante en Jefe de la Escuadra, en oficio fechado en Iquique el 7 del corriente, me dice lo que copio:

“Paso a dar cuenta a V. S. de las operaciones practicadas por la escuadra de mi mando, desde la fecha de mi última comunicación

El día 2 se incorporaron a la escuadra, embarcándose en el buque de la insignia, los señores don Rafael Sotomayor y el capitán de fragata graduado don Arturo Prat.

Al día siguiente recibí los telegramas que me indujeron a dirigirme a estas aguas abandonando a Antofagasta a la 1 de la mañana, con los dos blindados y las corbetas Chacabuco, Esmeralda y O'Higgins.

A la altura de Cobija encontré a la corbeta Magallanes que regresaba de su comisión   

Durante ese día practiqué con los buques una serie de evoluciones de táctica, con el objeto de adiestrarlos en los movimientos combinados de la escuadra, terminando éstos con un zafarrancho general de combate, disparando bala rasa con carga máxima con los cañones de grueso calibre; y el sábado a las 2 P. M. me presenté en la boca de este puerto, sobre la máquina, desde donde envié al jefe político del lugar las notas que en copia acompaño, comunicándole que desde ese momento bloqueaba el puerto.

Como V. S. comprenderá, esta medida ha producido extraordinaria alarma en la población, llegando la excitación hasta tal punto que muchos de nuestros nacionales (en número de 200 hasta esta hora) se han visto obligados a refugiarse en los buques mercantes que existen en la bahía, y como la mayoría de ellos es gente desvalida, ordené se les racionara, y hoy deben partir algunos en el vapor que con­duce la presente comunicación.

En la bahía existen 17 buques de nacionalidad extranjera, a los que se ha notificado el bloqueo señalándoles el plazo de 10 días para que dejen el puerto.

Como el objeto principal de mi venida a este puerto es provocar a la escuadra peruana para presentar combate, es muy posible que si las medidas tomadas hasta esta fecha no son bastante a conseguirlo, emplearé todavía otras más eficaces hasta lograr el objeto que persigo.

El estado sanitario de los equipajes es satisfactorio.

Antes de terminar me complazco en manifestar a V. S. que todos los señores jefes, oficiales y tripulaciones de los buques de la escuadra, mantienen el espíritu levantado y todos ellos cumplirán con su deber el día de la prueba.”

Lo trascribo a V. S. para su conocimiento, haciéndole presente que no acompaño los documentos a que se alude en la nota anterior, por creer que el Comandante en Jefe de la Escuadra los habrá mandado a ese Ministerio, como ha sucedido en ocasiones anteriores.

Dios guarde a V. S.

E. ALTAMIRANO.

Al señor Ministro de Marina.

***

República de Chile.—Comandancia General de la Escuadra.—Abordo del “Blanco Encalada”.—Rada de Iquique, Abril 5 de 1879.

Señor:

Acabo de presentarme en estas aguas con la escuadra de mi mando, con el objeto de establecer el bloqueo efectivo del puerto y sus inmediaciones que principia desde luego.—Y cómo es posible que la marcha de los acontecimientos que muy pronto deben desarrollarse, ya sea por la presencia de la escuadra peruana en estas aguas o ya por otra causa, me obligue a emplear los elementos militares de las fuerzas de mi mando, me anticipo a prevenirlo a V. S. para su conocimiento y para que así lo haga saber a la parte indefensa de la población, a cuyo efecto señalo el plazo de veinte y cuatro horas, que deberán contarse desde el momento en que reciba V. S. la presente comunicación, hacien­do responsable a V. S. pasado aquel tiempo, del resultado de mis operaciones.

Dios guarde a V. S.

J. WILLIAMS REBOLLEDO.

Al Jefe Político y Militar del puerto de Iquique

Es copia.—Enrique Rojas, secretario.

***

Prefectura del Departamento de Tarapacá.—Iquique, Abril 6 de 1879.

Señor:

Por el oficio de V. S. me he enterado de que con la es­cuadra de su mando ha establecido el bloqueo en este puer­to y sus inmediaciones, haciéndome responsable del resul­tado de sus operaciones militares que en esta plaza le impongan los acontecimientos posteriores.

En contestación, debo expresar a V. S. la profunda sorpresa que me ha causado dicho oficio, pues la actitud que ha tomado la escuadra de su mando importa una hostilidad contra el Gobierno peruano, que represento en esta localidad, y sin que haya precedido la declaratoria de guerra en la forma debida.

Por lo mismo, protesto a nombre del país y del Gobierno Supremo, contra este acto atentatorio, declinando en V. S. toda responsabilidad, tanto por el bloqueo como por las operaciones que la escuadra de su mando emprenda, en este puerto o litoral, y en que llegado ese caso inesperado, como primera autoridad y como peruano, sabré cumplir mis deberes.

Dios guarde a V. S.

JUSTO P. DÁVILA.

Señor Comandante General de la Escuadra de Chile.

***

República de Chile.—Comandancia General de la Escua­dra—A bordo del “Blanco Encalada”.—Rada de Iquique, Abril 5 de 1879.

Señor:

Participo a V. S. que. con esta fecha he establecido el bloqueo de este puerto como medida estratégica para los futuros acontecimientos que tendrán que surgir con motivo de la actitud hostil asumida por el Gobierno del Perú en nuestra contienda con Bolivia y tengo el agrado de mani­festar a V. S. que todos los súbditos y ciudadanos extranjeros residentes en este puerto obtendrán del que suscribe el apoyo y seguridad de sus personas e intereses, siempre que no estén en oposición con los propósitos que persigo.

En consecuencia si algunos de ellos desean abandonar el lugar trasladándose por mar al norte o sur no pondré in­conveniente para que lo efectúen con tal que obtengan previamente un pasaporte del señor Cónsul de la nación a que pertenecen, el cual será visado por el que suscribe.

Debo prevenir a V. S. que los vapores de la carrera solo permanecerán en el surgidero sobre vapor, y el tiempo pre­ciso para el embargo y desembarco de la correspondencia y pasajeros que deban desembarcarse en el sentido que dejo indicado.

Sírvase V.S. en su carácter de Decano del Cuerpo Consular en este puerto, poner en noticia de sus honorables colegas el contenido de la presente nota y admitir los sentimientos de consideración con que me suscribo de V. S. atento y S. S.

Firmado—J. WILLIAMS REBOLLEDO. Señor Decano del Cuerpo Consular.

***

CUERPO CONSULAR DE IQUIQUE.

Señor:

El infrascrito ha tenido la honra de recibir la atenta nota de V.S. de esta fecha por la que queda impuesto de que, como medida estratégica, se ha servido establecer el bloqueo del puerto de Iquique, manifestando a la vez que todos los súbditos y ciudadanos extranjeros residentes en este puerto obtendrán de parte de V. S. el apoyo y seguridad de sus personas e intereses siempre que no estén en oposición con los Propósitos que persigne, no poniendo con tal motivo inconveniente para que las personas que deseen abandonar el lugar puedan hacerlo sacando previamente un pasaporte del Consulado de la nación a que pertenecen, el cual será visado por V. S.

Manifiesta V. S. en conclusión que los vapores de la carrera permanecerán sobre vapor el tiempo preciso para el embarco y desembarco de la correspondencia y pasajeros que deban embarcarse con dirección al norte o sur.

Cumpliendo con el encargo de V. S. he reunido en el acto el H. Cuerpo Consular de este puerto y puesto en su cono­cimiento el contenido de su ya citada nota.

De acuerdo con todos los señores Cónsules y a su nombre vengo a manifestar a V. S., como no puede ignorarlo, que una gran parte de los habitantes de este puerto, sino la mayor, son extranjeros de distintas nacionalidades y que por consiguiente sea directa o indirectamente, sus intereses representan los de la población de Iquique. Sabe V. S. también que la construcción de Iquique es de un material que, cons­tituye en sí mismo un peligro inminente y que en el caso desgraciado de un conflicto a mano armada los verdaderos perjudicados serán los extranjeros o neutrales en la actual contienda.

La posición topográfica de Iquique y la falta de medios de trasporte es un impedimento insuperable para poner los intereses a salvo, ni podrían sus dueños dejarlos abandonados, acogiéndose a la franquicia que V. S. les ofrece para poner en salvo sus personas y familia, porque este abandono equivaldría a una pérdida casi segura del todo, apelar de las seguridades que V. S. se sirve ofrecerles, siempre que no estén en oposición con los propósitos que persigne V. S.

Los que somos neutrales en la contienda actual, no podemos, bien lo sabemos, coartar la libertad de las operaciones militares, ni de unos ni de otros, y esta persuasión permítame V. S., hace ilusorias las garantías que nos brinda y pone a este Cuerpo Consular en el caso de pedir a V. S. algunas explicaciones sobre el modo de ejercer en provecho de los intereses extranjeros las garantías y apoyo de que habla su nota.

En cuanto a la prevención que hace V. S. respecto de los vapores de la carrera y del embarco y desembarco de pasajeros y correspondencia en el sentido indicado en la misma nota, desearía hiciese V. S. extensiva la libertad del em­barque a las familias todas que quisiesen abandonar este puerto, tanto extranjeras como peruanas y bolivianas; siendo estas últimas resguardadas por el pasaporte de algunos de los consulados de naciones amigas del Gobierno que V. S. representa, lisonjeándonos la esperanza de que V. S. no se negará a visarlos. Y siendo quizás conveniente tener algún arreglo verbal con V. S. sobre este particular, de entre los miembros de este Cuerpo consular se ha nombrado a los señores representantes de la Gran Bretaña, Francia y Alemania, para que apersonándose con V. S. se sirva estipu­lar con ellos el modo más expedito para llenar este re­quisito.

Con sentimientos de alta consideración soy del señor Comandante General su muy atento S. S.

El Decano del Cuerpo Consular,

G. H. SATTLER.

Al señor Comandante General de la escuadra chilena en esta rada.

***

República de Chile.—Comandancia General de la Escua­dra—A bordo del “Blanco Encalada”.—Rada de Iquique, Abril 5 de 1879.

Habiendo establecido el bloqueo de este puerto con la escuadra de mi mando, he creído conveniente dirigirme a usted para que imparta a los capitanes de la carrera la orden de no fondear y solo mantenerse sobre la máquina para embarcar y desembarcar la correspondencia, y debiendo éstos últimos, para ser admitidos a bordo, presentar un pasaporte expedido por el Cónsul de la respectiva nación, visado por el que suscribe.

Esta medida ha sido adoptada a fin de dar facilidades al comercio y a los intereses de la Compañía que usted repre­senta, evitando toda dificultad que pudiera sobrevenir por la desobediencia de los capitanes de los vapores, a lo dis­puesto por el que suscribe.

Dios guarde a usted.

J. WILLIAMS REBOLLEDO

***

 

 

 

 

Los Mutilados

 

 

Monumentos


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viña Corral Victoria ;  Una Viña Patriota

 

 

 

 

 

© 2000 - 2017 La Guerra del Pacífico ; Los Héroes Olvidados www.laguerradelpacifico.cl

La primera y más completa web de la Contienda del 79

 

 

La pintura en la Guerra del Pacífico