La Guerra del Pacífico ; Los Héroes Olvidados             www.laguerradelpacifico.cl                                                                                                                             Por Mauricio Pelayo González
 







 

Héroes y Biografías

Chile

 

 

 

Sargento Mayor Rodolfo Villagrán

 

Rodolfo Villagrán, nació en 1853, en las dependencias de ocupaba su padre (de igual nombre), en ese entonces Teniente Coronel y subdirector de la Academia Militar. Su progenitor alcanzó el grado de general en la Guerra del Pacífico.

 En otras palabras, vio la luz en un cuartel.

 Su abuelo materno era el Coronel Latapiat, hijo de un francés llegado de Toulon, Francia,  y uno de los más bravos y fogosos capitanes de caballería de la Guerra de la Independencia de Chile.

 A los 10 años de edad, Rodolfo Villagrán pensó en ingresar a la Escuela Naval, pero desistió y al poco tiempo lo hizo en la Academia Militar y el 10 de julio de 1868, a los 15 años de edad,  fue nombrado Subteniente en el Batallón 2º de Línea, que comandaba su padre, el Coronel Rodolfo Villagrán,

 Pero aunque destacaba por sus dotes de infante, en el fondo amaba la Caballería y, de esta forma, el enero de 1873, a meses de cumplir los 20 años fue aceptada su petición de pase a la Caballería siendo nombrado Teniente en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

 Pronto fue muy conocido en el Ejército, por sus especiales dotes de jinete y por su porte y  extraordinarias capacidades. Medía más de 1 metro con 80 centímetros, lo que era mucho para la época y era moreno, muy robusto, muy musculoso y ágil, además que destacaba por ser un jinete avezado al extremo.

 En 1877 ascendió a Capitán, teniendo solo 23 años de edad.

 Combatió en prácticamente todas las campañas de la Guerra del Pacífico. Calama, Pisagua, Dolores, Tarapacá, San Francisco, Angeles, Pajonalesde  Sama, Tacna, Miraflores y Chorrillos figuran en la larga lista de batallas y combates en los que no solamente participó sino que destacó por su coraje y modesta valentía.

 Encabezó a los Granaderos en las marchas de Pisco a Lurín, junto al Almirante Lynch.

 En la gloriosa carga de los Granaderos en Chorrillos, combatió fieramente al lado del Comandante del Regimiento, Tomás Yávar, quien resultó mortalmente herido, expirando en los brazos del Capitán Villagrán y  del Capitán Temístocles Urrutia.

 Asciende a Sargento Mayor en junio de 1881, pero con antigüedad vigente del día 20 de enero, es decir casi es promovido en el mismo campo de batalla.

 Luego de la ocupación de Lima, fue enviado a cargo de parte de su Regimiento de Granaderos a los inhóspitos valles de Chicama, donde enfermó de gravedad de tifus y tercianas, falleciendo en Lima a la edad de 31 años.

*Cortesía Antonio Parvex